Claude Frollo – Marta González Peláez

Claude Frollo – Marta González Peláez

Claude movió los dedos intentando recuperar algo de sensibilidad para poder coger la pluma. Las dependencias de la parroquia siempre eran más frías que el exterior y la chimenea recién encendida de la sala aún no tenía fuerza para luchar contra una mañana de febrero....
Un regalo no deseado – Marta González Peláez

Un regalo no deseado – Marta González Peláez

Un palpitar constante. Regular. Es todo lo que noto. Está en mis sienes, en mis manos, en mi pecho… Marca un tempo pulsado en mi garganta. El dolor me adormece el cuerpo, me entumece la cabeza. No sé dónde estoy. Aprieto mis puños, agarrándome a unas sábanas suaves y...
Despedida – Marta González Peláez

Despedida – Marta González Peláez

La espera frente a la puerta se me hace eterna. He estado frente a ella cientos de veces, miles, y hoy parece totalmente diferente. Nunca me había fijado en las imperfecciones que hay en la pintura de un blanco gastado en las molduras rectangulares de su decoración....
La flor del Himalaya – Marta González

La flor del Himalaya – Marta González

Me llamo Lalita y vivo en uno de los lugares más especiales del mundo: donde las cosas han sido como deben ser, como siempre han sido. Kedarnath se encuentra en la ladera sur del Himalaya. Es un lugar tan hermoso que pese a tener solo 500 habitantes y no ser accesible...
Hidalgo en NY – Marta González Peláez

Hidalgo en NY – Marta González Peláez

En un lugar de Manhattan, cuyo nombre resulta irrelevante, trabajaba un maduro caballero de los que no se habían enterado de que el siglo XX estaba a punto de llegar para quedarse. Su calle carecía de iluminación pública y el pavimento irregular hacía que pocos...
Ir al contenido