A menudo escuchamos de parte de muchos escritores el “no me llevo bien con las redes”. Sabemos que es un tema difícil y complicado, pero digamos que hemos tendido a romantizar la idea que nos ha vendido Hollywood del escritor que se dedica únicamente a escribir y vende millones. Sentimos decepcionarte, pero no va a ser así.

Aunque tengas un editor o un representante que se dedique a vender tu obra, te toca poner algo (generalmente, mucho) de tu parte, porque, si no, no se va a vender sola. Vas a tener que currar, y mucho. ¡Pero no te preocupes! Te vamos a ayudar.

Esta es la primera parte de una rista de artículos que iremos haciendo sobre cómo mejorar tu comportamiento de escritor en redes sociales.

 

Las redes sociales son como un micrófono en tu cara

Sí, te dan la voz que otros medios no pueden o a los que aún no has llegado. Pero ¿qué tienes que hacer exactamente? Seguro que te has hecho con esta pregunta. Pues la respuesta no es fácil ni rápida, pero trataremos de resumírtelo: crear una estrategia.

No solo tienes que pensar “¿qué publico?”, sino que, cada vez que vayas a poner a publicar algo, intenta encontrar la intención que tiene esa publicación. ¿Quieres ser un referente en la materia? ¿Quieres vender? ¿Quieres posicionarte en apoyo a un movimiento social? ¿Quieres trabajar tu marca personal?

Esto te ayudará a no hacer publicaciones porque sí, sino que se verá que hay una intención detrás. No te engañes, no tienes que publicar todos los días ni tienes que obligarte a escribir algo que no te apetezca solo por alimentar unas redes insaciables.

Intenta pararte a planificar cada mes (como poco) para ver qué contenido puedes crear y tomar pespectiva. Te hará tener la mente más tranquila y te quitará el agobio de “¿qué publico hoy?”. Y recuerda que, si no puedes hacerle frente tú solo, puedes buscar a un especialista en redes sociales que te ayude.

Pasa del “yo, mí, me, conmigo”

Intentas comunicarte a través de redes sociales. Repetimos: SOCIALES. No puedes estar hablando solo de ti, porque, cuando creas comunidades, también es necesario hablar de las ideas de otros, así que comenta a otros compañeros.

En el club Cyrano siempre decimos que la vida del escritor es una vida muy solitaria. De hecho, creamos esta comunidad con el fin de sentirnos arropados, comprendidos y de apoyarnos, y despreciamos completamente toda competición posible entre nosotros. ¡Suficientemente mal está ya el mercado como para andar con estas cosas!

Por eso, también le damos importancia a compartir lo de otras personas. Puede ser un logro, una novela nueva, una buena noticia… También podemos dejar un comentario de ánimo, porque todos tenemos malos días…

Pero trata de evitar el “yo, mí, me, conmigo”, porque querrás que también otros hablen de ti.

Bichea las comunidades de escritores

¿Sabes dónde encontrar convocatorias de relatos o novelas? Pues en muchas comunidades de escritores puedes enterarte de estas noticias. Como persona independiente, es muy difícil llegar a todo. De ahí el dicho de “la unión hace la fuerza”.

Comunidades como las del club te ayudan a llegar a convocatorias que no conocías en absoluto y también a tener otros retos en los que embarcarte. Pero recuerda que esto es un “toma y daca”. Si tú encuentras un certamen, no te lo guardes como Golum con el anillo. Otro compi te lo agradecerá.

¿Quieres que te lean? Organiza lecturas conjuntas y motiva a otros

Una de las formas de promoción que mejor puede funcionarte es precisamente una lectura conjunta. No solo por el beneficio directo que lleva que compren tu libro, sino porque la gente que te lee puede hacerte una valoración pública que hará que otras personas quieran leerte.

Pero ¿cómo hago para que otras personas me lean?

Si tienes una gran comunidad que además sea muuuy fiel, puedes permitirte organizar tú la lectura conjunta. Pero si no es tu caso, siempre puedes contactar con grupos de lectura que te ayuden a promocionarlo. También ten en cuenta tener algún detalle bonito, dentro de lo posible, con estos grupos: regalarles ejemplares para que lo sorteen entre sus participantes, regalarles algún ejemplar a los organizadores, dar algún código de descuento… Todo lo que esté dentro de tus posibilidades…

Esperamos que este pequeño artículo te sea de ayuda para el futuro y te dé ideas sobre cómo hacer crecer tu comunidad.

Ir al contenido