Estamos acostumbrados a jugar en nuestros relatos con las descripciones con plena libertad y a veces no explotamos lo suficiente la riqueza que podríamos darle. Este mes la temática del relato es libre, puedes escribir sobre lo que quieras, pero la condición está en que uses tus sentidos.

Elige un sentido, el que tú quieras y haz que las descripciones que se realicen se relacionen con ese sentido. No se trata de utilizar todos ellos, sino de centrarse en el que hayas elegido. ¿Serás capaz de llenar un relato de aromas sin describir formas o colores? ¿Podrás llenarlo de sonidos? ¿De texturas? ¿De sabores?

Esperamos vuestros relatos hasta el 15 de septiembre a las 23:59h.

¡Nos leemos!

Ir al contenido