Uno de nuestros grandes miedos a la hora de escribir es que nuestros personajes, esos a los que tanto queremos, en los que hemos trabajado tantísimas horas, los que deben conducir nuestra historia…, caigan mal. Pocas críticas duelen tando como cuando lees que alguien dice: «La trama me encantó, pero estuve a punto de dejar la lectura porque el protagonista es insoportable». Piénsalo, ¿te ha pasado alguna vez como lector? Evita que te pase como autor.

La buena noticia es que hay formas de prevenir que eso pase y, en realidad, es algo muy básico que todos los escritores experimentados conocen y que los distingue de los autores novatos. Seguramente tú ya hagas muchas de estas cosas por instinto, pero en este artículo vamos a explicarte qué no hacer y por qué para evitar que tu personaje se vuelva insoportable.

[Para leer el artículo completo únete a nuestro Patreon en el banner de abajo]

Ir al contenido