¿Quién cuenta tu historia? Elige al narrador adecuado

¿Quién cuenta tu historia? Elige al narrador adecuado

Cuando empezamos a escribir no nos paramos a pensar en quién narra nuestra historia, tomamos la decisión de una forma natural. Esto no está mal, ya que seguramente estemos eligiendo el tipo de narrador que nos hemos acostumbrado a leer en nuestras historias favoritas...
5 técnicas de promoción para que nadie te compre tu libro

5 técnicas de promoción para que nadie te compre tu libro

Queremos seguir dándote algunos consejos de promoción, pero esta vez son para que NADIE compre tu libro. Así que coge papel y boli y toma nota de todo lo que tenéis que hacer si queréis que NO compren tu libro. 1. Abrir conversación privada y ver un «Compra mi libro»...
Quiero escribir pero no encuentro tiempo

Quiero escribir pero no encuentro tiempo

La pregunta que más veces nos han hecho (y nos hemos hecho) y el problema que más confiesan los escritores es precisamente ponerse a escribir. Rápidamente alegamos falta de tiempo, pero, salvo en casos muy puntuales (por ejemplo, eres madre soltera de cinco hijos...
¿Cómo promocionar una obra que hemos publicado?

¿Cómo promocionar una obra que hemos publicado?

¡Ya he escrito un libro! Y… ¿Ahora qué? Tu proyecto no termina con escribir el libro y dejarlo en la estantería de una librería, al igual que cuando tenemos un hijo no lo dejamos a su suerte después de dar a luz. Amiga, amigo… acabas de llegar al punto más...
Diálogos perfectos I: puntuación

Diálogos perfectos I: puntuación

Los diálogos son el talón de Aquiles de gran parte de quienes empezamos a escribir. Es normal, no es algo que se estudie en el colegio, así que lo hacemos como buenamente pensamos que debe de ser. Y nos equivocamos. En realidad, son cuatro normas tontas que no tienen...
Escritores en las redes

Escritores en las redes

Abre tus redes y dinos: ¿tienes puesto que eres autor o autora? ¡¿Cómo voy a poner que soy autor?! ¡Solo he escrito un libro! ¡Solo escribo relatos! ¡Acabo de ponerme a escribir en serio! El blog no cuenta. Mis relatos en redes sociales no cuentan. Mis libretas llenas...
Ir al contenido